domingo, 23 de junio de 2013

Sin título, por no ofender




El responsable de relaciones laborales de la CEOE, José de la Cavada, ha criticado los cuatro días de permiso que el Estatuto de los Trabajadores otorga por defunción de un familiar de primer grado cuando es necesario pernoctar, "porque los viajes no se hacen en diligencia". Durante la clausura de la presentación del II Informe Adecco sobre Absentismo Laboral, celebrada este lunes en Madrid, De la Cavada ha asegurado que el Estatuto de los Trabajadores "se hizo pensando que los viajes se hacen en diligencia, pues se dan cuatro días por un permiso de defunción que, evidentemente con los vehículos que hay ahora,se trata de horas de desplazamiento, o a veces de una hora"

Texto copiado de la sección de economía de El País. Edición del 17 de junio.







Cada día quiero más a mi perro.

Algún atentado contra el trabajador más grande oído en estos días o en alguna otra ocasión?????

6 comentarios:

  1. Hola David...pues no lo había oído. Es que para no sentirme ofendida y deprimida cada día de mi vida, he decidido no ver más de un telediario semanal y leer un periódico gratuito a la semana. Me parece que ya no saben que derechos atacar. Y los autónomos ni te cuento lo achuchados y los mal que estamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también estuve así una época, al final volví a la realidad y veo que todo sigue igual, aunque quiero seguir pensando, como cuando comenzaba el año, que este año iba a ser todo diferente y todo iba a mejorar. Aunque la realidad hace que cada vez me lo crea menos.... besos.

      Eliminar
  2. ...me quedo con tu perro, sin duda rezuma la humanidad que al otro "ser" le falta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también prefiero a mi perro-
      Abrazos

      Eliminar
  3. Seguro que sin responsable de relaciones laborales vivíamos igual de bien y nos ahorrábamos una pasta. Enol.

    ResponderEliminar

Ya que has entrado en mi casa, déjate ver, dime lo que piensas y por supuesto sírvete una cervecita.